lunes, 22 de junio de 2020

CUADRAGÉSIMA SEGUNDA MADRUGADA


02:02
El caballo de Troya, por muy alto que sea, no sirve para los saltos ecuestres.
02:04
El humano compite por ser el animal más feliz de la Tierra.
02:06
La serpiente del Paraíso fue el primer coaching.
02:08
Cuando Eva mordió la fruta del árbol prohibido cortó la cinta de inauguración del imperio de la moda. 
02:10
El tornillo desprendido de la sien de Dios golpeó la cabeza del Sumo Sacerdote. 
02:12
Entre los árboles del bosque de Brocéliande se oye el lamento de Merlín: ¡cuando éramos despreocupados!, ¡cuando éramos felices!


lunes, 8 de junio de 2020

SIEGFRIED OBERMEIER; “¿MURIÓ JESÚS EN CACHEMIRA?”


A finales del siglo XIX el aventurero ruso Nicolai Notovitch llevó a cabo diferentes expediciones por remotos países; en uno de esos viajes se hospedó en un monasterio budista donde los cordiales monjes le contaron que el espíritu de Buda se encarnó en la santa persona de Issa (Jesús), «quien, sin utilizar el fuego, ni la espada difundió por todo el mundo nuestra excelsa y verdadera religión». Consideraban a Issa un importante profeta, en esencia mucho más trascendente que cualquiera de todos los Dalai-Lamas, desconocido para el pueblo llano, era venerado por los grandes lamas que habían leído los libros sagrados donde se consignan sus hechos: nacido en una familia pobre, alcanzada cierta edad, el niño santo fue llevado a la India, allí estudió hasta hacerse hombre y «predicó su doctrina en Palestina e India…en medio de pueblos descarriados». La mayoría de estos documentos originales, escritos en lengua pali con traducciones en tibetano, se encuentran en el gran monasterio de Lhasa, aunque hay copias repartidas por diversos conventos.
¿Qué cuentan los libracos que el lama prestó a Notovitch, y éste leyó y tomó notas por medio de un intérprete? ‘Grosso modo’, el relato asombroso de las andanzas de Issa (Jesús) por la India, Persia y la región del Himalaya; un hombre políglota que lee los Vedas y se instruye en el hinduismo, el budismo y el zoroastrismo; que predica contra el sistema de castas, contra la adoración de los ídolos y la transmigración de las almas. A los 29 años Issa (Jesús) regresa a Israel, establece contacto con la secta de los esenios, de la que muy posiblemente durante algún tiempo fuera miembro, dentro de este círculo se relaciona con Juan el Bautista. Pasada esta etapa comienza su vida pública que dura más o menos dos años, hasta que es condenado a la crucifixión (castigo reservado a esclavos, criminales, traidores, sublevados, rebeldes, era la forma más ignominiosa de morir), sobrevive a la ejecución; con la ayuda de José de Arimatea se repone de sus heridas. Vivo, en carne mortal, Issa (Jesús) se presenta e incluso comparte mesa con sus seguidores y discípulos; probada su “resurrección” emprende su segundo viaje a Oriente, dos son los motivos principales que le llevan a volver a la India: huir de los lugares donde sus enemigos pueden estar buscándole y llevar su mensaje a los judíos de las tribus perdidas de Israel. Acompañado de su madre María, sale de Jerusalén camino de Damasco (es probable que en este trayecto conociera a Pablo de Tarso, contribuyendo a su conversión), durante dos o tres años recorre miles de kilómetros atravesando Afganistán, Pakistán, Ladakh (el pequeño Tíbet) hasta llegar a Cachemira (parte de sus habitantes son de origen semítico, podrían descender de alguna de las tribus perdidas de Israel, aquellas que Issa (Jesús) andaba buscando). 
Issa (Jesús), apodado también con el nombre de Yus Asaf, según la leyenda, vivió el resto de sus días (unos treinta o cuarenta años) en Cachemira; fundó una familia, tuvo descendencia, se dedicó a predicar su palabra por medio de parábolas, llevó una vida modélica hasta su muerte a una avanzada edad, fue venerado como profeta y santo, y su tumba, mejor dicho, la tumba de Yus Asaf con quien se le identifica, se encuentra en el santuario de «Rauzabal Khanyar» en el barrio de Khanyar en Srinagar. 
Fuera de los Evangelios de la vida de Jesús sabemos muy poco, casi nada, lo que da origen a especulaciones y leyendas; en este ameno libro nos cuenta una de las más conocidas.

lunes, 1 de junio de 2020

CUADRAGÉSIMA PRIMERA NOCHE


23:20
Por mucho perdón que se pida, por mucho arrepentimiento, por mucho rasgar de vestiduras, por muchas cenizas sobre la cabeza, por mucho acto de contrición hay errores que no se pueden rectificar, cargamos con sus consecuencias toda la vida. 
23:23
Sería bueno entonces que, una vez cumplida la hora de la muerte, alguien, un ser espiritual, un funcionario del más allá activo y exigente, nos hiciera una encuesta sobre lo que más o menos nos ha gustado de la vida, y tomara buena nota con el fin de corregir lo negativo y potenciar lo positivo, facilitando así a las nuevas generaciones su existencia y evitar errores innecesarios achacables a la fortuna y no a las malas decisiones del libre albedrío. 




lunes, 25 de mayo de 2020

APOTEGMA (125)

La maldad del mundo se muestra sin pudor exigiendo a la bondad matizaciones.

lunes, 18 de mayo de 2020

POEMA: "ALREDEDOR DE LA MUERTE QUE NO LLEGA".


No puede ser que todo gire
alrededor de la muerte que no llega
y se olvide mirar
la llama que se apaga
el jardín que se marchita
los ojos de la dicha.

El poema de amor no devuelve la mirada.

Largo camino presente
en el espacio pequeño del hogar
se oye el latir hueco
perdido el peso de los sueños
fondo de oscuro silencio. 

No puede ser que todo gire
alrededor del último baile que no llega
de la última copa
de la última estrofa de un poema 
abierta a las palabras
una tras otra caen 
con indiferencia como si
no tuvieran que ver con la muerte que no llega
y yo no quisiera pasear solo bajo las estrellas. 

lunes, 11 de mayo de 2020

CUENTO ÍNFIMO.47

Detrás de la montura negra de las gafas sus ojos miraban con el brillo de la tristeza. Conversamos de las geografías de adolescencia, de los anhelos de la juventud, del momento en el que nos hicimos amigos, de cuando las cosas comenzaron a cambiar y nos fuimos alejando. Conversamos del largo después con una intimidad inagotable. Se expresaba con innumerables gestos, enlazaba las frases anteponiendo coletillas de paso: como si dijéramos, durante uno de esos periodos sin raíces, es decir, durante ese tiempo de ansiedad o depresión, evidentemente de intenso sufrimiento emocional, te lo digo de verdad, anuncié mi intención de hacer las maletas y, de alguna manera, salir a buscar un empleo… Se miraba dentro de sí evitando la confusión de sus lágrimas.

lunes, 4 de mayo de 2020

CUADRAGÉSIMA TARDE


14:00
Conocemos las últimas palabras que pronunció la difunta antes de fallecer: Yo, como Georg Christoph Lichtenberg, también creo en la existencia de extraterrestres. 
Lo que no conocemos son sus últimos pensamientos.
14:04
Quería viajar muy lejos, todo lo lejos que la llevara su imaginación alimentada por las imágenes de las fotografías y los documentales del National Geographic, pero nunca salió de los límites de su pequeña comarca, eso sí, mantuvo siempre incólume su capacidad de asombro y sus ganas de conocer. 
14:08
Se lamentaba de no haber puesto toda su vida por escrito o al menos una buena parte de ella, la parte menos interesante. 
14:14
Una vez me dijo: de dos cosas estoy segura; primera, dichoso aquel que siempre tenga una voz que le diga que se ha equivocado; y segunda, una voz agradable no siempre conlleva un cuerpo agradable, como un corazón extraordinario no siempre conlleva una inteligencia extraordinaria.


lunes, 27 de abril de 2020

APOTEGMA (124)

Sin suerte de nada sirve la voluntad: el azar se enmascara de perseverancia.

lunes, 13 de abril de 2020

TRIGÉSIMA NOVENA MEDIANOCHE


00:00
Máscaras respetables hablan rebuznando y rebuznan sin sentido.
00:01
Riquezas mal nacidas engordan los bolsillos de los biennacidos.
00:02
Mandamientos implacables siembran lápidas con las tablas de la ley.
00:03
Creyentes ateos equivocan a Dios con hábitos de beatos.
00:04
Gustos exaltados convencidos de que la exaltación les libra de la ignorancia.

lunes, 30 de marzo de 2020

ANTONIO ALTARRIBA & KEKO; “YO, ASESINO”.


La pulsión asesina forma parte de la condición humana desde siempre, desde que el hombre es hombre el mal habita dentro de cada uno de nosotros; el homo sapiens nunca ha dejado de ser un asesino. 
Asesinar sin motivo, sin resentimiento ni conveniencia aparente, como principio de creatividad. Matar a una persona para que realmente exista, para que la víctima, y no el asesino, adquiera notoriedad y deje de ser un ente anónimo es una tarea complicada: con distanciamiento emocional, hay que encontrar a la víctima adecuada (no elegir a conocidos ni a nadie cuya muerte beneficie al ejecutor); buscar la manera y el lugar donde matarle (al ser posible no repetir formas que usaron otros); eliminar las pruebas para no dejar ningún rastro y tener un plan de fuga. Matar artísticamente rechaza la impostura y el oportunismo, exige complicidad con la víctima y preparar el asesinato concienzudamente como corresponde a una obra de arte; pintar un cuadro con la verdad de la muerte, con la verdad de la sangre que gotea y se extiende por el lienzo. Blanco y negro, blanco y negro y rojo que sorprende al espectador desprevenido, «el arte puro no busca reconocimiento… puede, incluso debe prescindir del público». La muerte como mayor espectáculo del mundo, no hay nada más humano que un cadáver que provoca curiosidad y miedo, como un primer encuentro con la divinidad.    
La naturaleza sofisticada del arte, la literatura, la música. La naturaleza sofisticada de la lucha por el poder en el mundo académico y en la política. La naturaleza sofisticada del juego (o necesidad) de matar. Para triunfar hay que matar, sólo matando se alcanza el poder. Sin violencia no hay cultura, ni civilización, ni historia, ni nada. Toda la existencia gira en torno a la crueldad desde la base de los mitos y ritos más primitivos hasta la cúspide de los más modernos. 
Un cómic, reflexión estética y moral que provoca, interpela y agita la placidez del lector en su sillón.

lunes, 23 de marzo de 2020

TRIBULACIONES (XXXII)


Auto-compas-ion:
Auto; se orienta, controla, decide, mueve, cambia por sí mismo en propia persona.
Compás; (puede abrirse y cerrarse), regla y medida, determina, valora, marca la cadencia y el ritmo de las acciones.
Ion; partícula con carga eléctrica formada por un átomo o un grupo de átomos positivos o negativos. 
Controla, cambia, decide, valora, mide, marca, determina su estado positivo o negativo por sí mismo. Palabra trina, amable con la incompetencia, carencia, debilidad, imperfección y vulnerabilidad del dolor íntimo parte de la experiencia humana. Nace donde nace el dolor, crece donde crece el dolor, dentro de uno mismo, y con el dolor se queda, aliviando, cuidando, aceptando, satisfaciendo los déficits de la felicidad.
Patrón de términos que gestionan emociones, buscan sosiego y bienestar: autojustificarse, autoanimarse, autoperdonarse, autoamarse, autoconsolarse, autoescucharse, autoresponderse, autoapoyarse, automejorarse, automisericordioso. 
Pensamos, sentimos, actuamos. Erramos, pecamos, fracasamos. Somos falibles, somos limitados, ¡que le vamos a hacer! Sin magnificar, sin suprimir, sin exagerar lamentos ni minimizar fallos, satisfacemos las propias necesidades de la autocompasión; somos amables con nosotros mismos.

miércoles, 4 de marzo de 2020

TRIGÉSIMA OCTAVA NOCHE


21:06
Poeta es el oficio más ingrato del mundo, o eres grande, muy grande, o no eres nada. 
El poeta sólo puede aspirar a pasar a la posteridad, a la gloria eterna.
21:09
Se erigen tumbas al soldado desconocido para honrar la memoria de todos aquellos combatientes que murieron sin poder ser identificados; ¿por qué no levantar también monumentos funerarios al poeta desconocido en conmemoración a todos aquellos pretendidos bardos que morimos en el anonimato sin ver cumplidos nuestros sueños?
21:12
Decir, yo de mayor quiero ser poeta, era como decir yo de mayor quiero ser vago. (La categoría de vago estaba por debajo de la de nada) 


sábado, 29 de febrero de 2020

lunes, 10 de febrero de 2020

ELISA ESTÉVEZ; “LAS MUJERES EN LOS ORÍGENES DEL CRISTIANISMO”.


En la sociedad grecorromana los códigos domésticos establecían la estructura jerárquica de cómo debía ser gobernada una familia, la relación conyugal entre esposo y esposa, la filial entre padres e hijos y la servil entre señores-amos y esclavos; que cada una de las partes cumpliera con sus obligaciones era esencial para el buen funcionamiento del estado. En el siglo I las costumbres de las mujeres obran transformaciones significativas, poco a poco se van apartando de los papeles tradicionales vinculados a las labores del hogar, el cuidado de los hijos y la atención al marido. A este cambio elocuente contribuye la llegada del cristianismo.
La aparición de la comunidad de Jesús rompe todas las jerarquías, su doctrina de que todos los seres humanos son iguales ante los ojos de Dios, hombre y mujer han sido creados iguales de la «misma carne y de la misma sangre», atenta contra el poder absoluto que ejerce el paterfamilias y socava la estructura del grupo familiar. Quienes quedan más afectados son los varones. Este nuevo discurso, que fomenta las relaciones de hermandad, atrae a las clases pobres, las mujeres y los esclavos se adhieren al movimiento cristiano abandonando la religión oficial (la conversión de esclavos y esclavas es un hecho atestiguado desde los primeros pasos del cristianismo). Perturbador y amenazante en el contexto político y social del Imperio y los territorios mediterráneos, comienza a mirarse con malos ojos la corriente cristiana que dirige sus ataques a los fundamentos de los valores vigentes.         
El número de mujeres que aparece identificado en los documentos cristianos, lógicamente mucho menor de lo que sería en realidad, visibiliza aquellas que tenían alguna relevancia, la validez de las otras queda oculta. Se las sitúe en la categoría de “seguidoras” o “discípulas” (depende de la interpretación) no se puede negar la importante presencia de mujeres durante el ministerio de Jesús; formaban parte de su círculo, hacían el camino con él y fueron testigos tanto de su muerte como de su resurrección (hay que tener en cuenta la participación de la mujer en los ritos del duelo en las antiguas culturas del Mediterráneo). Excluidas del liderato y de la enseñanza de la palabra, testigos cualificados en las comunidades de la primera generación, la vida ordinaria de las mujeres en los diversos grupos cristianos de los siglos I-II no era muy diferente a la vida de las mujeres de su entorno que practicaban otros cultos religiosos; en general se ocupaban de las tareas domésticas en los espacios propios. Aprovechándose de su posición propiciaban la conversión de sus maridos y de sus hijos, e influían en familiares, amigos y vecinos que a su vez extendían la evangelización; y contribuían al sostenimiento de las agrupaciones de creyentes. Algunas mujeres ricas, que gozaban de ciertos márgenes de independencia y protagonismo en la esfera pública, convertidas al cristianismo hacían donativos, servían con sus bienes como benefactoras. La viudedad proporcionaba a las mujeres un estado de autonomía que se traducía en mayor implicación en las tareas de la comunidad: visitaban casas, atendían a los enfermos, celebraban reuniones, enseñaban a las jóvenes, etc. El domicilio particular transformado en lugar central de encuentro, “iglesias domésticas” puestas a disposición del grupo de creyentes, el anfitrión presidía las asambleas, los servicios, los rituales y las bendiciones ya fuera hombre o mujer, siendo en su mayoría mujeres. Esposas, madres, hermanas, amigas, señoras o esclavas, ricas o pobres, en el ámbito privado o público la figura femenina está presente en el mundo cristiano.            
En su conjunto, la narración histórica de las vidas, roles y tareas que desempeñaron las mujeres en los primeros siglos del cristianismo fue elaborada desde el punto de vista de los varones, que obviaron consignar sus palabras, pensamientos y sentimientos, dificultando el conocimiento preciso de cómo era la intervención real de las mujeres en la existencia de las primeras comunidades cristianas. Sin embargo, las investigaciones revelan sin lugar a dudas que las mujeres fueron agentes activos de gran importancia en el desarrollo y extensión del cristianismo.

lunes, 3 de febrero de 2020

TRIGÉSIMA SÉPTIMA MADRUGADA


06:13
Cava en el jardín un hoyo profundo donde enterrar sus debilidades. Nunca es lo suficientemente hondo, a medida que te vas conociendo siempre es poco. La edad nos enseña a descubrir nuevas debilidades. 
06:16 
Se muestran las fortalezas, se esconden las debilidades. Detrás de cada valiente fortaleza puede haber una cobarde debilidad.
¿Qué sería de los grandes hombres sin los pequeños, de las grandes debilidades sin las pequeñas? Todos comparten el mismo agujero.
06:19
Los humanos llevan un minuto sobre la faz de la Tierra y ya han buscado respuesta a todas sus debilidades.


lunes, 27 de enero de 2020

POEMA: "VEO EL SILENCIO CRECER".


Veo el silencio crecer
como una niebla
que se levanta por encima de mi casa.

Hace tiempo se callaron las voces,
hace tiempo las voces eran
mucho más que voces,
tocaban, iluminaban, resplandecían,
imitaban el sonido de los besos.

Ha llovido y nevado desde entonces,
ahora las voces son 
una canción de cuna 
que nadie recuerda.

lunes, 20 de enero de 2020

CUENTO ÍNFIMO.46


OFERTA LABORAL.
Para puesto de alto standing inmoral.
Se requiere:
Ambiciones con buen porte y maneras, vestidas de marca discretamente a la moda. 
Se ofrece:
Horarios flexibles.
Sueldo sobrado + incentivos.
Automóvil de alta gama.
Vacaciones de lujo. 
Requisitos:
Imprescindible poseer probada experiencia en explotación de vidas humanas.

lunes, 13 de enero de 2020

TRIGÉSIMA SEXTA MAÑANA


09:00 
En la parada del autobús, leyendo declaraciones en los periódicos digitales. 
Los políticos nos recuerdan una y otra vez, hasta con un punto de recochineo, que los sueños inocentes se corrompen. 
Parece que las únicas virtudes para dedicarse a la política sean la mediocridad sin límites, la escasez de talento, la poca vergüenza y la falta de principios éticos. 
09:05
Yo nunca cortaría el rabo a mi perro para dar algo de qué hablar a los atenienses, ni confiaría en quien lo hiciera. 
09:07
En el autobús, leyendo los chistes gráficos de los periódicos digitales.
09:09
La sátira no mejora a los políticos, pero divierte e ilustra al pueblo (que los vota).