lunes, 18 de diciembre de 2017

VV. AA.; “VIAJEROS DEL TIEMPO”.



Viajeros del tiempo, agrupa una colección de los mejores relatos de ciencia ficción publicados en Estados Unidos durante el año 1974, de hecho el título original de la antología es The best Sciencie Fiction of the year 4; pero a diferencia de la edición en inglés, el presente volumen en español recoge ocho narraciones y, eso sí, el prólogo de Terry Carr autor de la primitiva selección.

Algunos de estos relatos cumplen con la premisa de considerar la literatura de ciencia ficción como un género didáctico, de anticipación, atento a las preocupaciones sociales y políticas del mundo actual; reflexionan sobre el futuro de la crisis energética, la ecología, los conflictos sexuales y otras transformaciones sociológicas que miran más allá del presente, ofreciendo posibilidades que los seres humanos de hoy desconocemos. Las historias, algunas de ellas bajo el influjo de la huella del terror lovecraftiano, manteniendo cierto toque humorístico, han soportado sin ajarse el paso del tiempo. Nutren esta selección las sucesivas narraciones:

Frederik Pohl. “We purchased people” [Nosotros los comprados]. Cuerpos comprados para servir como medio de comunicación remoto entre civilizaciones interplanetarias, vendidos a unas criaturas extraterrestres de aspecto nauseabundo, que nunca mienten, inflexibles en sus ideas, que no amenazan, ni sobornan, ni recompensan, que jamás hacen una promesa que no vayan a cumplir. ¿Qué clase de seres son estos? (11º Locus 1975).

Larry Niven. “The hole man” [El hombre del agujero]. Exploración a Marte. El proyecto de investigación incluye un estudio de las superficies marcianas, destinado a localizar lugares de aterrizaje. Encuentran, sin embargo, una base abandonada con señales de seguir funcionando, una riqueza científica a la que poder sacar partido. (1º Hugo 1975. 2º Locus 1975. 41º Locus all time poll 1999).

Robert Silverberg. “Born with the dead” [Nacidos con los muertos]. Cuando estaba viva ella fue una parte de él y él una parte de ella, ambos habían asumido que sería así para siempre, hasta el momento de su muerte inesperada. La muerte no es el final sino más bien la continuación natural de la vida. Es posible liberarse de los lazos del mundo y encontrarse más allá, con mayor vitalidad incluso que cuando estaban vivos. (1º Locus 1975. 1º Nébula 1975. 2º Hugo 1975. 22º Locus all time poll 1999).

Ursula K. Le Guin. “The author of the acacia seeds and other extracts from the journal of the association of therolinguistics” [El autor de las semillas de acacia y otros extractos del diario de la sociedad de zoolingüistas]. ¿Qué es el lenguaje? La ciencia de la zoolingüística contesta con su misma existencia. El lenguaje es comunicación. ¿Por qué los zoolingüistas estudian sólo animales y no plantas?, porque las plantas no se comunican y suponen un campo menos prometedor en sus carreras. ¿Seguro qué no se comunican? En torno a la frase encontrada en la semilla 31 se desatan multitud de especulaciones. (4º Locus 1975).
 
Bob Shaw. “Dark Icarus” [Ícaro de las tinieblas]. Tornando en contra la propia gravedad de la Tierra, el vuelo individual se ha hecho posible. Cualquier persona puede volar por los aires, incluso mejor que los pájaros, es algo fácil, divertido e imposible de controlar.

Philip K. Dick. “A Little something for us tempunauts” [Ligeras acotaciones sobre los temponautas]. Todo lo que había contado la televisión de aquellos tres sobrevivientes era una historia inventada. Están viviendo en un circuito cerrado, dando vueltas y más vueltas, tratando de resolver el problema de legar al mundo un maravilloso peso: el temido y agotador milagro de la vida eterna. (18º Locus 1975).

William Tenn. “On Venus have we got a rabbi” [En Venus tenemos un rabino]. En aquel tiempo el viaje a otros sistemas planetarios duraba toda una vida entera, los niños nacían a bordo de las naves y la gente vivía enclaustrada en ellas. Un rabino visita Venus en su afán de conocer la existencia de las diferentes comunidades zoomorfas de la galaxia clasificadas como judaicas. (5ºLocus 1975).

Roger Zelazny. “The engine at heartspring´s center” [El centro del resorte primordial]. Habitante de una zona escasamente frecuentada desde que se convirtió en colonia eutanática (cuyo fundamento es la eutanasia), un boceto humano, un medio hombre, un cyborg inmortal establece relación con una mujer que no quiere morir, que huye para conseguir su propósito. (2º Nébula 1975. 5º Locus 1975).

«Si algún mérito tiene la ciencia ficción, éste radica en que ha de saber tocar resortes que no pueden o no deben tocarse en otros géneros de ficción». (Terry Carr).