martes, 22 de mayo de 2012

MICROPOEMA (43)

 
A una orilla
él y sus rosas
A otra orilla
ella y sus hospitalarios ojos.
No conocen dicha mayor
que mirar
al borde del abismo
 detenerse el tiempo.